martes, 18 de mayo de 2010

RAFAEL LORA LORA

Cazalla de la Sierra (Sevilla), 15 de noviembre de 1927. Fue testigo infantil de la Guerra Civil española. En 1945 inició su militancia en la JSU, las Juventudes Socialistas Unificadas. Fue detenido en febrero de 1948. Juzgado, fue condenado a dos años de cárcel. Llegó a Barcelona en 1952. En la pensión donde se hospedaba fue contactado por Manuel Martínez Arcos, que lo captó para el PSUC. Trabajó en el sector de la construcción, en las obras de edificación del barrio del Turó de la Peira, barrió donde fijó su residencia. Realizó actividades clandestinas dentro de la CNS, el sindicato vertical del régimen franquista. El 23 de enero de 1957, en plena segunda huelga de tranvías, fue detenido el responsable del PSUC en Barcelona y miembro de su Comité Ejecutivo, Emiliano Fábregas. Esta detención provocó la caída de una cadena de casi 60 militantes comunistas, entre ellos, Rafael Lora, quién fue detenido durante el verano. Era el enlace del sector del metal con la dirección de los comunistas catalanes. El sector obrero del PSUC quedó muy tocado y muchos militantes y simpatizantes quedaron aislados. Tras sufrir un Consejo de Guerra, en abril de 1958, fue condenado a 4 años de cárcel que los cumplió en el Penal de Burgos, la llamada “universidad de los comunistas”. Fue juzgado por el comandante Fructuoso Delgado Hernández, Juez Especial de causas de bandidaje y terrorismo y masonería. A su salida de la cárcel se integró en el movimiento vecinal. Estaba dotado de un espíritu rebelde. Luchó para mejorar la calidad de vida de sus vecinos. Fue socio fundador de la AAVV del Turó de la Peira, en 1968. Fundador y director de “Nostra Veu”, portavoz de la AAVV Turó de la Peira. Vicepresidente de la AAVV durante la aluminosis. Durante varios años llevó a sus espaldas la Vocalía de Cultura de la AAVV. El 12 de febrero de 1993 se encerró junto a vecinos del barrio en las dependencias de la sede del Consejo de Distrito para protestar por el retraso de la construcción de viviendas, en los terrenos de las cocheras de Fabra i Puig. Con esa acción se consiguió anular la construcción de una gasolinera en los terrenos citados. En las elecciones al Parlament de Catalunya ocupó la posición nº 49 de las listas del PCC. En el 2007 sufrió un infarto cerebral que lo mantuvo ingresado durante meses varios meses.
Autor de varios libros autobiográficos y de poemas, entre los que hay que destacar “El terror de la cárceles franquistas. Seguiré luchando”, “Madrugada de sangre. Un testimonio real de la Guerra Civil”, que se convirtió en una novela de denuncia donde se defendía la libertad como causa primera de la dignidad humana. Falleció en la Residencia Sanitaria del Valle de Hebrón, de Barcelona el 15 de mayo de 2010.

1 comentario: